Después de cuatro años, la interfaz USB 3.0 se ha establecido con éxito en el mercado de visión artificial. El estándar USB3 juega un papel importante en este éxito.